Concreto estampado: cómo preparar concreto decorativo

El concreto estampado es un concreto decorativo que puede ser una alternativa económica y atractiva a los adoquines y la piedra natural.

A todo el mundo le encanta la apariencia de un patio de piedra natural o de un acceso vehicular elegantemente hecho con adoquines de patrones de intrincado diseño, pero esto está fuera del alcance de muchos propietarios de casa y otros no quieren lidiar con el mantenimiento que este material requiere.

El concreto estampado, un concreto decorativo con un patrón que imita la piedra o los adoquines, es una opción cada vez más popular que es económica, durable y muy atractiva cuando se hace correctamente. Y a diferencia de los adoquines y las piedras, que pueden moverse con los cambios de temperatura y permiten que la hierba mala crezca en sus uniones, el único mantenimiento que requieren los pisos de concreto estampado es un sellador que se aplica cada cuatro años.

Distribuya el concreto alrededor del área formada, acercándose lo más posible al nivel deseado. Intente evitar puntos bajos o depósitos de exceso de concreto, lo que hará el proceso de nivelado y alisamiento más difícil y tardado.

El concreto estampado puede aplicarse en accesos vehiculares y patios grandes, pasillos pequeños e incluso en pisos interiores. Aquí le mostramos cómo:

Paso 1

Prepare la superficie subrasante excavando, de ser necesario, y nivelando el área. Asegúrese de que el área haya sido compactada adecuadamente antes de verter el concreto.

Trabaje inicialmente con herramientas alrededor del perímetro o en los lugares en que la nueva plancha encuentre la existente.

Paso 2

Coloque formas para concreto para darle al concreto que vierta la forma deseada. Asegúrese de que las formas estén niveladas o en declive, según sea necesario, y que tengan la profundidad requerida para la plancha. Recubra el interior de las formas con aceite de clase baja o un agente desmoldante para que las formas se separen fácilmente de la plancha curada. Coloque los refuerzos necesarios (taquetes de reforzamiento, malla de alambre, etc.).

Paso 3

Vierta el concreto. Mueva la mezcla con palas extendedoras o con un rastrillo de jardín para llenar las formas. Nivele y alise hasta obtener la altura adecuada. Recorra todo el perímetro con una bordeadora y haga el enrasamiento inicial con un rasero o flotador. No manipule el concreto de más, pues puede resultar en un acumulamiento de agua en la superficie de la plancha.

Pase un flotador para alisar la superficie y use flotadores de mano para retocar pequeños puntos disparejos. Tenga cuidado de no permitir que se acumule demasiada agua purgada a la superficie.

Paso 4

A menos de que esté usando una mezcla con color integrado (en la que se agrega color líquido durante el proceso de mezclado), ahora es el momento de aplicar el pigmento. La mayoría de los pigmentos vienen en polvo, y se aplican aventándolos con un movimiento amplio de barrido para cubrir tanto concreto como sea posible en cada pasada. Déjelo remojar por varios minutos hasta que se pueda integrar al concreto con uno o dos pases del rasero o usando un flotador de mano con movimientos delicados. Nuevamente, evite manipularlo en exceso.

Algunas juntas de contracción o de control pueden instalarse después del estampado, pero las más profundas en planchas más grandes se instalan mejor con un ranurador antes del estampado.

Paso 5

Aplique los agentes desmoldantes a los tapetes texturizantes. Las planchas a las que se les ha aplicado un pigmento requieren de tapetes texturizadores con agentes desmoldantes. Para las planchas con color integral, rocíe un agente desmoldante líquido en los tapetes. Esto permitirá un desmoldamiento limpio que dejará marcados patrones perfectos en la superficie de la plancha.

Las estampas deben estar revestidas con el agente desmoldante. El concreto de color con color integral requiere de un rociador líquido, mientras que el concreto entintado con pigmentos en polvo requiere de un agente desmoldante en polvo.

Paso 6

Aplique los tapetes cuando la superficie esté lista. Si lo hace demasiado pronto, el concreto no podrá sostener aún el peso de los trabajadores ni retendrá un patrón bien definido. Si lo hace demasiado tarde, tendrá que hacer más esfuerzo y dejará marcada menos textura. Primero, haga una prueba en un área pequeña empujando sus dedos en la superficie en diferentes puntos de la plancha. Cuando haya dejado una impresión limpia de aproximadamente ¼ de pulgada de profundidad, podrá comenzar a estampar.

Coloque los tapetes. Comience en una esquina o un borde del perímetro (típicamente en donde comenzó a verter el concreto) y coloque el primer tapete. Es probable que necesite usar un tapete de mano para alcanzar las esquinas de formas irregulares o al final de una hilera. No sobreponga los tapetes en las formas, pues evitará que el borde sobrepuesto se hunda en la superficie adecuadamente. Coloque la primera hilera en una línea recta, que servirá de referencia para las siguientes hileras.

Coloque la primera hilera de estampas, que generalmente “se aseguran” entre sí con muescas y pestañas, en línea recta como referencia para las hielras subsecuentes. Simplemente pararse sobre las estampas o golpearlas ligeramente hunde la estampa lo suficiente en la superficie del concreto.

Muchos juegos de estampado están etiquetados para indicar el lugar donde deben colocarse y la secuencia a seguir. Usted debe poder estampar los patrones simplemente caminando sobre los tapetes o con una serie de golpes ligeros. Después de haber completado una hilera, comience con la siguiente quitando la primera estampa y “brincándola” a la siguiente hilera. Revise la alineación de las estampas cada dos hileras con un cordel de alineamiento. Frecuentemente, las estampas se mueven hasta ¼ de pulgada por hilera.

Paso 7

Use herramientas de mano según vaya siendo necesario. Use rodillos, cinceles o pieles de textura para marcar los detalles del patrón conforme vaya quitando los tapetes. Una vez que la plancha entera ha quedado estampada, instale las juntas de contracción o control a la profundidad y distancia adecuada. Tenga cuidado con las juntas de control pues pueden interrumpir el patrón visual del estampado, especialmente con los diseños repetitivos como los de ladrillo a soga o en petatillo. Retire las formas.

Una vez que la plancha se haya curado, aplique la primera capa de sellador.

Paso 8

Selle el concreto. Una vez que la plancha se haya curado, aplique la primera capa de sellador. Muchos fabricantes recomiendan aplicar el sellador varias semanas después, tras una limpieza ligera. No aplique demasiado sellador o podría atrapar la humedad en la plancha.

—Por Roberto Franco


Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*