Construye una falsa chimenea para el salón ¡Luce real!

Una chimenea en el salón es una maravilla, son muchos a los que les gustaría tener una aunque solo fuera para decorar. Pues bien, si te das maña y estás dispuesto a ensuciarte las manos ahora puedes construir tu propia chimenea.

¿Piensas que es difícil? Es más sencillo de lo que parece.

Renueva el salón de tu casa
Es bonita ¿verdad? Una chimenea con repisa incluida para poder colocar lo que más te guste sobre ella: un espejo, fotos… y aunque esta no se pueda encender porque es meramente decorativa, los troncos de leña son un detalle perfecto.

Lo primero que tienes que hacer es revisar la habitación y encontrar ese espacio vacío, es ideal que quede cerca del sofá.

El primer paso es delimitar el espacio que va a ocupar la chimenea. Para ello coloca en el suelo una placa de un material especial que no dañe el parqué.

Empieza a darle forma a la chimenea colocando la estructura con tablones de madera.Primero el marco más cercano a la pared. en cuanto a la altura, como la vas a construir tú puedes darle la que tú quieras. aunque sin pasarte.

El ancho nunca tiene que superar las dimensiones de la placa que has colocado en el suelo.
Coloca una segunda fila de tablas de madera exactamente igual que la primera.

El siguiente paso es forrarla con paneles de madera. Es importante que el panel quede bien sujeto a la pared. La parte interior de la chimenea que queda a la vista píntala de color negro.

Cuando ya tenemos la base construida es cuando empieza la decoración de la chimenea, aquí puedes ser todo lo original que quieras.

Después píntala del color que más te apetezca: el clásico blanco siempre es una muy buena idea.

Si colocas unas baldosas de color gris oscuro, alrededor de la boca de la chimenea y en el suelo conseguirás un resultado más real.

Por último puedes añadir unos troncos e incluso complementos de chimenea como atizador, fuelle, pala… Y aquí tienes el antes y el después.