En peligro, el proyecto de Estadio de David Beckham en Miami

El Beckham United Group no ha podido concretar la compara de las viviendas vecinas que deben ser demolidas para levantar el complejo.
MIAMI — Las negociaciones para la construcción del estadio de futbol que impulsa el inglés David Beckham, en el centro de Miami, Estados Unidos, corren peligro y su equipo ya considera un plan alternativo, aunque se desconoce qué otro emplazamiento podría ser.

El plan del Beckham United Group ha encontrado resistencia en varios vecinos que no quieren vender sus propiedades al precio ofertado por este grupo, lo que al parecer ha colmado la paciencia de los inversionistas y complica el proyecto, según un reporte del diario The Miami Herald.

La construcción del estadio de futbol para la Major League Soccer (MLS) exige primero la demolición de una serie de viviendas ocupadas cerca de la zona proyectada para la obra, junto al estadio de beisbol de los Marlins, y para ello es necesario que el grupo inversionista las adquiera.

Este grupo ha dicho que está evaluando un plan alternativo, pero ha declinado identificar dónde estaría ubicada la parcela. En el pasado, se había barajado la posibilidad de construir el estadio en una zona del Overtown, un vecindario humilde al noroeste del centro de Miami, indicó el diario.

Recientemente, Beckham y el jefe de la Junta Escolar de Miami, Alberto Carvalho, negociaron un posible acuerdo para colaborar en la construcción del estadio.

En una reunión analizaron una propuesta que convertiría a la junta escolar del condado en la dueña de la infraestructura deportiva, aunque ambos se abstuvieron de ofrecer detalles ni fotografiarse juntos.

Los miembros de la junta escolar evaluaron la posibilidad de que el Ayuntamiento de Miami, propietario de los terrenos, los transfiera a esta entidad pública a cambio del cumplimiento de una serie de compromisos por parte del Beckham United Group.

Pero el proyecto se ha topado con la resistencia de varios vecinos a aceptar el precio ofrecido por deshacerse de sus casas.

Los representantes del grupo de inversionistas culpan de la situación de bloqueo a los propietarios de algunas pequeñas propiedades que reclaman cantidades de dinero astronómicas por la venta de sus apartamentos, casas y negocios, agregó el rotativo.

“Hemos estado en comunicación y de buena fe con los propietarios, y les hemos ofrecido varios millones de dólares por encima del precio de mercado, pero no estamos de acuerdo en pagar cantidades nada razonables”, señaló al diario Neisen Kasdin, uno de los representantes de Beckham.

Desde comienzos de 2014, Beckham anunció su interés en construir en Miami un estadio para unos 20,000 espectadores, tras adquirir una franquicia de la MLS.

Sin embargo, los dos primeros lugares propuestos por el inglés en la deseada área del Puerto de Miami fracasaron por la oposición de varios sectores afectados, además de asociaciones de vecinos y ambientalistas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*