Entrega obras en un parque

Mauricio Sahuí apoya la creación de áreas familiares

El crecimiento de ciudades como Mérida no debe provocar la pérdida de la calidad de vida de sus habitantes, señaló el diputado federal del PRI, Mauricio Sahuí Rivero, integrante de la Comisión de Desarrollo Metropolitano de la Cámara Baja, según informa un comunicado.

Al entregar obras de rehabilitación del parque del fraccionamiento Bosques del Poniente, indicó que cada vez son más las familias meridanas preocupadas por recuperar espacios para la convivencia comunitaria.

“No es un problema menor la falta de parques en buenas condiciones en la ciudad. Se convierte en un problema para las familias al no contar con áreas de esparcimiento para los infantes y jóvenes” expuso.

El también secretario de la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados relató que la mayoría de los fraccionamientos que ha recorrido en la capital yucateca carecen de parques o se encuentran abandonados.

Mal uso

“Las áreas que fueron donadas para construir esos espacios se convierten en lotes baldíos o tiraderos de basura. Si bien les va a los vecinos, se instalan unos cuantos juegos pero no se les da mantenimiento o no cuentan con alumbrado público”, dijo.

Producto de las visitas a las colonias y los planteamientos realizados por sus habitantes, Sahuí Rivero dijo que se llega a la conclusión de que ha faltado una adecuada priorización de las obras a fin de generar infraestructura que sirva para la convivencia comunitaria.

Como lo ha hecho en otros sectores de la ciudad, el coordinador de los diputados federales del PRI por Yucatán, recomendó a los vecinos cuidar los espacios comunes y usarlos para darles vida.

“Mérida es una ciudad tranquila. Los meridanos pueden disfrutar de las tardes en un parque, siempre que esté en buenas condiciones. Hay que ser corresponsables y conservar los sitios que comparten nuestras familias y nuestros vecinos” subrayó.

De un vistazo

Instalaciones

En el parque de Bosques del Poniente se dio mantenimiento al alumbrado público, se reforestaron las áreas verdes, se construyó una zona para que las madres de familia practiquen zumba y se adecuó un espacio para que sea utilizado como cancha de fútbol.