Estilo positivo

El estilo “positivo”no existe en el sentido formal del término, pero solo si por esto entendemos que no tiene el reconocimiento de corrientes como el minimalismo, el vintage o el boho-chic. ¡Veamoslo!

Nos proponemos mostrarte algunos elementos, colores o pequeños gestos que buscan lo práctico y que te sientas cómodo en tu casasiguiendo la máxima “no es feliz el que más tiene, sino el que menos necesita”.

En cierto modo, lo que te proponemos es más una filosofía de vida que un estilo de decoración. Teniendo en cuenta las dificultades que atraviesan muchas familias en estos momentos, no está de más hacer que nuestra casa nos estimule, nos anime a superar los obstáculos y nos recargue las pilas.

Frases motivadoras

Las viviendas positivas tienen su mejor aliado en los mensajes motivadores.

De un tiempo a esta parte, se han extendido los ambientes domésticos que incluyen en su propuesta alguna frase sutil que invita a mirar hacia delante, a no deprimirse o a quererse más.

Se trata de recordatorios diarios que nos refuerzan y nos hacen sentir realmente bien. Para empezar, un tierno juego de similitudes entre esta mamushka de aire pop y la frase que le acompaña.

Existen mensajes para todos los gustos: para el que necesita un extra de autoestima, para el que quiere recordarse a sí mismo ciertos consejos, para el que desea decirle a su familia lo mucho que la quiere, etc.

Lo bueno de estas frases es que se pueden personalizar con tipografías y soportes a tono con la estética de la vivienda. La de la siguiente imagen es digna de un amante de los nuevos anticuarios.

Del mismo modo, si la atmósfera que mejor te hace sentir de puertas adentro tiene un aire más sofisticado y al mismo tiempo familiar, esta sencilla bandelora le recordará a los tuyos que su presencia es lo más importante dentro de tu hogar.

Este rincón se dota de otros elementos naturales o inspirados en la naturaleza que ayudan a multiplicar esa armonía tan buscada, como las flores, la lámpara con estampado animal o el coral.

Los colores aportan alegría a la casa, son sus ‘vitaminas’. Hay que perderle el miedo al color y dejar entrar las buenas vibraciones en las habitaciones, aunque sea por medio de toques pequeños que aporten cierto contraste.

En la siguiente fotografía vemos una zona neutra en la que el gris se acompaña de pinceladas marrones provenientes del mantel sobre el apoyabrazos, una mesa auxiliar con ruedas y el símbolo de la paz de un cojín. Tal y como reza el cuadro sobre el sofa, hay que ‘difrutar de las pequeñas cosas’.

Además de los colores, para despertar lo mejor de ti, la luz natural es esencial. Los ventanales deben dejar pasar los rayos del sol para que estos ejerzan sus consabidos efectos positivos en el estado de ánimo. Si las paredes son blancas, mucho mejor, dado que la luminosidad llegará a todos los rincones.

Este salón refleja esta forma de vivir a la perfección, ya que está presidido por un sofá grande, mullido, con pinta de aguantar mucho el trote. Como en el ejemplo anterior, hay una alfombra aporta calidez y da sensación de bienestar.

Los amigos nos sirven de apoyo en los malos momentos, pero también es justo compartir con ellos las buenas noticias. Cuida que tu casa tenga una mesa amplia en la que poder recibirlos como se merecen.

Para ser el mejor anfitrión no hace falta que tu comedor esté a la última moda. Sé positivo y piensa en las distendidas conversaciones que se alargarán hasta la madrugada, sin importarte que cada silla sea de un modelo diferente.

¿Qué es en tu opinión el estilo positivo? ¿Qué elementos te hacen sentirte a gusto en casa? ¡Cuéntanos si tienes algún adorno especial que te haga sonreír!