La biblioteca que incita al asombro y al estudio hombro a hombro

FOTOGALERÍA: El proyecto de renovación del recinto de la Universidad Panthéon Assas, en Francia, respeta la arquitectura original de los 60, pero dota a los cada vez más numerosos estudiantes de un mayor espacio de trabajo.
CIUDAD DE MÉXICO — Una pequeña biblioteca ubicada en una torre era insuficiente para recibir a los cada vez más numerosos estudiantes de la Universidad Panthéon Assas, también conocida como París II, en Francia.

Mejorar la resistencia al fuego de la estructura metálica del edificio construido en 1960 por Charles Lemaresquier y adaptar el número de unidades de paso en función de la cantidad de estudiantes, son algunos de los retos que enfrentaría el encargado de renovar este inmueble.

Una nueva biblioteca, diseñada por el arquitecto Alain Safarti e inaugurada en marzo de 2011, constituye el corazón de este campus universitario. Ofrece a los estudiantes una sala de lectura de 1,800 metros cuadrados, con una capacidad de 450 lugares.

Preservando una envoltura con cualidades arquitectónicas evidentes, Sarfait tenía que obrar en sentido del volumen existente. El espacio perdido debajo del gran anfiteatro le permitió dibujar un piso para desarrollar una plataforma.

El vestíbulo se despliega ocho metros debajo del techo. El arquitecto conservó las oberturas verticales preexistentes.

Sarfait buscaba transmitir una sensación de asombro parecida a la que le provocó la Staatsbibliothek de Berlín. Esto se logra gracias a las altas ventas y a un techo futurista con hechos por arcos irregulares, que recuerdan a una nube. Un blanco cálido predomina en la paleta de colores.

Nota: Biblioteca de cristal, el primer gran proyecto del Distrito Tec

“Todo el mundo sabe que es una biblioteca”. El imaginario colectivo espera, según Sarfati, un lugar acogedor, de libros pesados y polvorientos. Sin embargo, en ésta, las estanterías son poco numerosas para las 20,000 obras de libre acceso que constituyen el acervo.

“Todas las obras de Derecho han sido digitalizadas”, explicó el arquitecto en entrevista con Le Courrier de Arquitecture en 2011. Cabe indicar que en esta institución, una de las 13 univeridades públicas que existen en París, se brinda formación profesional en derecho, administración, economía y ciencias políticas.

Así, se invita a los estudiantes a recorrer el ala ‘Assas’, al este del vestíbulo, donde se encuentra una sala de consulta digital con computadoras portátiles y tabletas electrónicas a disposición de los usuarios.

Con juegos de niveles, rampas curvas, arcos y pliegues en los techos, el arquitecto logró crear dentro de las alas ‘Assas’ y ‘Notre-dame de Champs’, prolongaciones del gran vestíbulo, salas de lectura que no tienen nada de estático.

Como resultado, los estudiantes pueden elegir entre múltiples rincones de lectura y numerosas configuraciones de estudio: detrás de un poste, uno frente al otro en largas mesas y todavía sentados en sillas de tonos pastel, alrededor de mesas redondas. “La idea es incitar a la gente a trabajar junta”, indicó el encargado del proyecto.

Actualmente, Safarti trabaja en un proyecto para rehabilitar todo el campus de París II, que se encuentra en el centro del Barrio Latino de París. El proyecto tiene el fin de poner el edificio al día en normas de construcción vigentes en la capital francesa, especialmente las relacionadas con la resistencia al fuego. El fin de las obras está previsto para diciembre de este año.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*