Acaparan 10 estados la mitad de recursos para carreteras

Las ampliaciones en infraestructura de caminos rurales y de carreteras alimentadores en el presupuesto de egresos del próximo año beneficiaron con 14 mil 618 millones de pesos adicionales a las entidades federativas del país; sin embargo, la mitad de esos recursos prácticamente los acapararon 10 estados, revelaron datos del proyecto de gasto de 2014.

Estado de México, Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Veracruz, Oaxaca, Chihuahua, Jalisco, Zacatecas y Querétaro obtuvieron en conjunto, por la serie de ampliaciones presupuestales, una bolsa por 7 mil 665 millones de pesos más para ejercer en infraestructura carretera.

Entre esas 10 entidades, que en su mayoría son de gobiernos priístas, captaron 52% del total que se reasignó en la Cámara de Diputados como parte del ejercicio de aprobación del ejercicio del presupuesto de egresos de 2014.

Al Estado de México le tocó la mayor cantidad de ampliaciones presupuestales, con un otorgamiento de 964 millones de pesos, mismos que servirán para la construcción, pavimentación, reconstrucción de viabilidades y carreteras en sus distintos municipios.

A Chiapas le tocaron ampliaciones por 940 millones de pesos, lo que la colocó como la segunda entidad más beneficiada, mientras que a Guerrero le dieron 921 millones que servirán en gran parte para la modernización, rehabilitación y reconstrucción de caminos y carreteras que fueron afectados por la tormenta tropical Manuel.

El director general de la firma de consultoría Inteligencia Pública, Marco Cancino, reconoció como positivo que el gobierno pretenda apostar con mayores recursos a la inversión pública; no obstante, dijo que nada garantiza que no vuelvan a ocurrir hechos como los desastres naturales que afectaron a varias entidades del país.

“Nada nos garantiza que esto no va a volver a suceder y que el próximo año no tengamos que invertir nuevamente para eso; en los últimos años no se han tomado las medidas adecuadas en torno al tema de los desastres naturales”, dijo.

Las 15 entidades que obtuvieron menos ampliaciones presupuestales para infraestructura de caminos rurales y de carreteras alimentadores apenas obtuvieron 4mil 565 millones de pesos, es decir, una tercera parte de la bolsa total.

Los estados que recibieron las menores partidas fueron Michoacán, Durango, Colima, San Luis Potosí, Campeche, Puebla, Nayarit, Yucatán, Tabasco, Nuevo León, Baja California Sur, Aguascalientes, Baja California, Tlaxcala, Morelos y Quintana Roo.

El proyecto de presupuesto de egresos de 2014 dio una ampliación de 18 mil millones de pesos que servirán para infraestructura social, pavimentación, viabilidad vehicular, peatonal, económica, gubernamental, regional y municipal.

Insostenible en el largo plazo

Aunque el gasto público pretende ser una herramienta contracíclica que impulse el crecimiento en el corto plazo, no es sostenible en el largo plazo, aseguró la especialista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Sunny Villa.

“Este incremento en el gasto público de 8% no es sostenible en el largo plazo, por lo que, para ejercicios posteriores se deberá velar por una restructuración del mismo, más que por un crecimiento inercial del presupuesto asignado a los distintos ramos, tal como ha sido en los últimos años”, dijo.

La coordinadora del programa de Gasto público y Transparencia de la firma consultora México Evalúa, Mariana Campos, dijo que lo que se aprueba en el Congreso es lo que siempre lleva más promoción, cuando lo importante es ver la evolución que tiene el mismo en el tiempo y si tiene un impacto en la población y en la economía.

La especialista dijo que si no se ejerce el presupuesto del próximo año poco impacto favorable tendrá sobre la actividad económica.